Emperador José II de Habsburgo

Emperador José II de Habsburgo
Al volante de la Máquina del Tiempo

Adelante internautas

Yo soy el Emperador José II de Habsburgo, gato quien gobierna desde el éter a su madre humana, la historiadora nicaragüense Cecilia.Hoy que se cumplen 6 años de mi ingreso triunfal al paraìso gatuno,donde fui coronado como emperador, mi madre hizo este blog en honor a mi memoria. Aquí voy recopilando el trabajo de mi madre en tres categorías: temas de la historia, personajes célebres y su obra cuentística y filosófica. Cualquier pregunta que deseen aclarar, tenéis el email cecilmundo@gmail.com para hacerlo. Ahora, a servirse la mesa.Bon appetit! Emperador José II de Habsburgo

Emperador navegando en su máquina del tiempo

Emperador navegando en su máquina del tiempo
en brazos de mi partera

domingo, 11 de mayo de 2008

Rabien machos!Las mujeres siempre hemos mandado!



LOS PODERES FEMENINOS TRAS EL TRONO OTOMANO
Cecilia Ruiz de Ríos

Es frecuente costumbre entre los machos mediocres querer siempre atosigar, regañar e intentar disminuir a las hembras que los aventajamos en todo aspecto,nos tratan de obsesivas mientras lloriquean sobre sus impotencias, y si pueden esconderse tras el anonimato mejor. Pero delante o detràs de cualquier trono o libro, la presencia femenina siempre alborota todo menos indiferencia, y en los siglos del dominio osmanlì esto no fue ninguna excepciòn.
Si bien el imperio otomano se caracterizó por ser un sistema en el cual las mujeres no gozaban de muchas libertades, el poder muchas veces estuvo en manos de las mujeres más allegadas al sultán, preferiblemente madres y esposas. Hoy recordaremos a mujeres como Roxelana (Khurrem), Turhan Hadice, Hafise, Sechir Para, Zuleika y la suegra de Turhan: Kosem Mahpeyker. Zuleika no fue la madre, esposa o hija de sultán alguno. Fue una noble guerrera quien disfrazada de varón fue lugarteniente de uno de los sultanes más desafortunados de la historia, Bayaceto I El Rayo. Zuleika acompañó a Bayaceto en sus aventuras guerreras, destacándose por su ferocidad en combate. Algunos historiadores la mencionan como hija de un general bizantino, otros afirman que era media hermana de Bayaceto I.
La cosa es que cuando Tamerlán capturó a Bayaceto I en las inmediaciones de Angora (antigua Ankara y cuna de los gatos mechudos), el tártaro no dejó que escapase Zuleika y se la llevó para ejecutarla inmediatamente. Reza la leyenda que primero fue desollada viva, luego untada con limón y posteriormente convertida en una tea humana. Bayaceto I, encarcelado, no duró mucho y en 1403 murió preso, desbaratándose el cráneo al embestir los barrotes de su celda y llamando a Zuleika a gritos, según versiones populares turcas. Selim I, nieto de Mehmet II el Conquistador y apodado El Adusto por su crueldad, tuvo como favorita a Hafise("La Sabia"), una pelirroja que unos afirman era descendiente de Genghis Khan mientras que otros juran hasta con los dedos de los pies que era una cautiva escocesa de la familia del rey de ese país. Haya tenido Hafise cualquier origen, se sabe que logró tener gran ascendiente sobre Selim como su bas kadin ("madre del heredero"), siendo la mamá de nada menos que de Solimán El Magnífico. Una vez que Selim I pasó a "mejor vida", Hafise como sultan valideh (madre del sultán) supo gobernar con mucho tacto a través de su hijo, quien la adoraba.
Recordemos que el poder de las mujeres se medía por el buen servicio que prestaba a los hombres (léase sultanes), y una bas-kadin era la esposa más influyente, mientras que la sultan valideh como madre del rey tenía una autoridad tan grande que el mismito sultán le temía...por aquello que reza el Corán de que el paraíso está a los pies de una madre. Hafise hizo sentir su influencia hasta en la escogencia de la segunda consorte de Solimán. Hafise como suegra pensaba que Solimán le prestaba demasiada atención a Mahi Debran Gulbehar, la primera mujer que le dio un hijo varón.
Para distraerlo le escogió entre las chicas del harén a una rusita sonriente, chela y muy buena bordadora. Esta fue la legendaria Roxelana, quien tomó el nombre de Khurrem (la que ríe). Roxelana logró que Solimán se apasionara tanto por ella que exilió a la previa consorte con todo y el hijo. Roxelana le tuvo varios hijos a Solimán, lo dominó por completo hasta hacerle que la desposara formalmente (algo nunca visto en la historia otomana, pues las esposas lograban serlo solo tras parirle un heredero varón al sultán y no por intercambio de anillos) y posteriormente hizo que eliminara al hijo de Mahi Debran Gulbehar para garantizar el trono a su propio retoño Selim II (conocido luego como El Borrachín).
Safiye fue una hermosa mujer que se destacó como la principal asesora de sus hijos Murad III y Mehmet III. Muerta en 1605, su hijo la consideraba tan indispensable que tras su deceso parecía mono mal tirado.
Sin embargo, la agitada vida de Kosem Mahpeyker parece cosa de telenovela. Era griega de origen, muy bella pero también pavorosamente intrigante y cuechera. Nacida en 1589, ingresó al harén siendo una adolescente pero aprendió pronto todas las mañas y subterfugios para sobrevivir. Kosem al morir su macho quedó de regente de su hijito Murad, quien era apenas un cipote de 11 años de edad. Tras la muerte de Murad en 1640 fue regente de su otro hijo Ibraghim el Desquiciado y luego para su nieto Mehmed IV. Taimadamente intrigó en contra de su nuera Turhan Hadice-la mujer de Ibrahim-pero en 1651 el tiro le salió por la culata cuando Turhan la hizo asesinar, siendo este uno de los suegricidios más aparatosos de la historia Tras la muerte de su suegra, Turhan Hadice fue regente de su hijo Mehmed IV, siendo esta rusita todo un as en el campo minado de la política turca.
Sin embargo, Turhan Hadice se vio humillada por la pasión que su marido Ibrahim El Desquiciado sintió hacia Sechir Para, una elefantiásica armenia cuyas menudencias desproporcionadas enloquecían al sultán. Sechir Para ("Cubo de Azúcar") aprovechó su influencia para deshacerse del harén de más de 200 mujeres de su amado, susurrándole que las damiselas lo engañaban. este cuecho hizo que Ibrahim hiciera ahogar a todas sus concubinas.